Tierra de diatomeas para consumo humano

 

diatomeas

Si has estado buscando un artículo que hablara de la tierra de diatomeas para consumo humano. sin informaciones confusas, ya lo has encontrado. Te invito a leer las siguientes líneas para que puedas valorar que tan útil te puede resultar este suplemento alimenticio.

 

¿QUÉ SON LAS DIATOMEAS?

diatomeasLas diatomeas son unas algas unicelulares que poseen un caparazón de silicio. Se encuentran habitando en aguas dulces y saladas desde hace muchos miles de años. Cuando el alga muere, su caparazón cae al fondo de las aguas donde ha habitado y se acumula hasta acabar fosilizándose formando grandes depósitos. Las diatomeas serán microscópicas, pero el rastro de su paso por la tierra durante miles de años, no lo es. Y no se trata de algunas pocas algas, son tan numerosas, que aún hoy en día son responsables de la producción de más del 30% del oxígeno terrestre, hay quien dice que del 50%.  Además de alimentar a todo tipo de peces, crustáceos, mamíferos marinos y animales acuáticos.

 

¿QUÉ ES LA TIERRA DE DIATOMEAS?

La tierra de diatomeas es el producto de la extracción de los depósitos fosilizados del esqueletodiatomeas de las diatomeas.

 Esta tierra ha venido usándose a nivel industrial, ganadero y agrícola. Para ello se la somete a un proceso de calcinación a 850 grados, obteniéndose un producto con cerca de un 92% de silicio. Esta tierra de diatomea no es apta para consumo humano. Tiene una gran capacidad de secado y puede literalmente quemar por dentro los insectos que actúan de plaga en los cultivos o los parásitos de mascotas y ganado. Puede fertilizar las tierras y por ello se usa en la agricultura ecológica y en los huertos desde hace años, siendo éste el uso más extendido y popular. A pesar de los beneficios que supone como abono, no es apta para el consumo humano, pudiendo acarrear problemas graves de salud, incluso sólo respirarla puede perjudicar gravemente a los pulmones

 

¿QUÉ ES LA TIERRA DE DIATOMEAS PARA CONSUMO HUMANO?

diatomeasLa tierra de diatomeas para consumo humano no está calcinada y mantiene intacto el silicio orgánico de la que está compuesta, sin alteraciones químicas provocadas por el calor. La gran cantidad de silicio de este polvo de diatomeas la convierte en un suplemento alimentario inigualable de este material perfectamente asimilable ya que contiene ácido ortosilícico, la forma biológicamente activa del silicio orgánico. Si se decide tomarla como suplemento hay que asegurarse bien que sea para consumo humano y que tenga el registro sanitario correspondiente para ello. En España sólo la marca Diatomeas Iberia cumple estas condiciones

 

¿PARA QUÉ SIRVE TOMAR TIERRA DE DIATOMEA?

Por desgracia los suelos agrícolas se están empobreciendo en minerales, y los alimentos que proporcionan los contienen cada vez en menor medida. Esto ocasiona que los humanos cada vez tengamos más dificultad en suplir las necesidades básicas de minerales, aunque necesitemos para ello de cantidades muy pequeñas. Con el silicio también ocurre esto, y si bien una carencia de silicio extrema no es habitual, si lo es una pequeña carencia que influye sobretodo en la formación del colágeno y del tejido óseo y conectivo, afectando a huesos, tendones, articulaciones, cartílagos, piel, cabello, uñas y también a vasos sanguíneos. Y es que la fragilidad arterial que ocasiona un sinfín de síntomas circulatorios puede ser debida a carencia de silicio.

 

PREVENCIÓN DE LA TUBERCULOSIS

A pesar de que no existen estudios al respecto, se ha observado que los enfermos de tuberculosis tienen una gran carencia de silicio en los pulmones. Puesto que se conoce que otra de las funciones del silicio en el organismo humano es la de arrastar microbios y parásitos al exterior, el dato es relevante. Parece juicioso suplementar a estos enfermos con tierra de diatomeas e incluso tomarla preventivamente si se está en contacto de manera habitual con el bacilo que lo provoca.

 

LIMPIEZA DE METALES PESADOS

El silicio orgánico puede ligarse con los metales pesados que se encuentren intoxicando nuestro organismo. De este modo desactiva su peligrosidad y logra arrastrarlos hacia el exterior. La consecuencia de esto es que a más metales pesados tengamos en el cuerpo, más silicio gastaremos y más riesgo de carencia. Todas las personas con amalgamas de mercurio en la boca deberían considerar la posibilidad de suplementarse con silicio orgánico y la tierra de diatomeas ofrece esa posibilidad

 

Espero que este artículo te haya aclarado las confusiones que existen alrededor de este producto. Juzga ahora por ti mismo si puede convenirte suplementarte con él o no. Y si ya lo has probado, comparte tu experiencia en los comentarios para que otros lectores tengan más información al respecto

Deja un comentario