Propóleo: el antibiótico natural de las abejas

 

Própoleo es pro-polis, es decir en favor de la ciudad. Los griegos decidieron dar este nombre a esa sustancia resinosa que recubría todas las superficies de las ciudades de las abejas, sus polis, sus colmenas. Y es que ya ellos sabían que el propóleo estaba allí para  defender tanto a la colmena como a sus habitantes, evitando la proliferación de microbios y parásitos. Y no es esto trabajo menor ya que cada cada colmena puede albergar hasta 60.000 individuos o más, apiñados a una temperatura entre 35 a 38º y con una humedad relativa de 70%, condiciones ideales para el desarrollo microbiano

 

EL MULTIUSOS DE LAS ABEJAS

Las abejas producen el propóleo a partir de la resina recolectada en las ramas y yemas de varios árboles. A esta resina se le unen las secreciones de la abeja y da como resultado una sustancia cerosa multiusos. Las abejas colmatan con ella las paredes de la colmena y la mantienen así aislada del frío y el viento. Además gracias al propóleo la colmena se mantiene libre de mohos, microbios e incluso invasores, ya que si es detectado las abejas lo inmovilizan empaquetándolo en propóleo

 

Y PARA NOSOTROS: UN ANTIBIÓTICO NATURAL 

Para los humanos el propóleo puede emplearse como medicina natural con numerosas propiedades, entre ellas la antimicrobiana, antiinflamatoria, antioxidante y estimulante inmunitario.

 

ACCIÓN ANTIMICROBIANA

El propóleo es efectivo frente a bacterias tanto Gram+ como Gram-, tanto aeróbicas como anaeróbicas. Es antifúngico (por ejemplo contra Candida albicans), antiviral (contra VHS).

Para ello puede usarse en interno o en externo, aplicándose en diferentes formas galénicas, tinturas, polvo, caramelos, cremas, etc. Ante la duda lo mejor es optar por la tintura por ser muy durable y práctica. Después de leer este artículo entenderás porque es buena idea comprar tintura de propóleo natural y tenerla en el botiquín de casa.

 

MECANISMOS DE ACCIÓN ANTIMICROBIANA DEL PROPÓLEO

Los mecanismos de acción antimicrobiana del propóleo inciden en dos ejes:

1-Potencia el sistema inmunitario y es antioxidante

El propóleo estimula la inmunidad, tanto la específica como la inespecífica, tanto la celular como la humoral. De modo que puede aumentar la cantidad de linfocitos tanto T como B, así como de macrófagos, redundando en un mayor nivel de fagocitosis. Esto significa que puede ser útil en todas las sintomatologías inespecíficas que requieran una mayor potencia inmunitaria . Los individuos inmunodeprimidos resultan especialmente beneficiados con las propiedades inmunitarias del propolis.

Y no terminan aquí los beneficios inmunitarios ya que  además es cicatrizante y antinflamatorio, De modo que acelera la epitelización y la división celular en los procesos de curación de heridas y  actúa en la contención de los procesos inflamatorios

Como antioxidante, el própolis es un potente inhibidor del estrés oxidativo. Puede eliminar los radicales libres y proteger las membranas celulares de la peroxidación lipídica. Por esta razón puede resultar de ayuda en situaciones de cancer

 

2-Inhibe la viabilidad del microbio

El própolis puede interferir sobre la membrana celular del microorganismo provocándole un aumento de la permeabilidad, al hacerlo, permite que las sustancias antimicrobianas puedan penetrar más fácilmente en su interior. Las bacterias Gram+ , al tener una membrana más sencilla se ven afectadas más rápidamente que las Gram- que poseen una doble membrana.  Es por esta razón que el propóleo aumenta la eficacia de cualquier tratamiento antibiótico, ya sea antibiótico natural o industrial, y hay que tenerlo en cuenta para adaptar las cantidades de los mismos si fuera el caso.

También provoca una reducción de la producción de ATP en el microbio. El ATP  es lo que proporciona energía al microorganismo, de modo que no sólo consigue disminuir  su movilidad, sino que puede privarlo de la energía suficiente para ser viable.

El propóleo es uno de los antibióticos naturales más eficientes, no deja de sorprender que sea un producto realizado por una abeja. Una razón más para defender a las abejas y velar por ellas.

 

A TENER EN CUENTA: Algunas personas pueden ser alérgicas al propóleo, asegúrate que ese no sea tu caso con una muy pequeña dosis inicial para observar si hay reacción.

 

 

 

fuentes:
https://www.mdpi.com/1420-3049/24/11/2047/htm
https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0378874107002474
https://repositorio.unican.es/xmlui/bitstream/handle/10902/5580/NoriegaSalmonV.pdf?sequence=1&isAllowed=y

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: